miércoles, 13 de agosto de 2014

Ayer miraba un capítulo de Kick Buttowski, medio doble de riesgo, en el que Kick intenta que Jakie se enamore de su amigo Gunther y que de ese modo ella deje de acosarlo, enfermizamente, a él. Pero la chica no está enamorada de Kick sino por sus proezas extremas. Por lo tanto, el inútil de Gunther debe hacer alguna hazaña que ponga en peligro su propia vida para lograr que la chica le preste atención. Entonces sube a un pico montañoso muy empinado, llamado el Pico de la Viuda, que ni siquiera Kick se sentía preparado para afrontarlo, se acomoda en un carrito destartalado de cuatro ruedas y Kick le dice, desesperado: "¡no lo hagas, te vas a matar!" Entonces Gunther responde: "¡QUIERO VIVIR HASTA QUE DUELA!". Yo abrí los ojos lo más que puede, miré a mi hijo que no se inmutó, y lamenté por todos los cielos no tener uno de esos abonos del cable donde uno puede grabar de la televisión y volver a repetirlo cuantas veces quiera.
En un principio dudé si anotar la frase en la hoja de las frases con dueños o en la hoja de las ocurrencias mías. Pensé que nadie más en el mundo, adulto como yo, podría estar viendo ese capítulo de Kick Buttowski, medio doble de riesgo, donde Gunther pronuncia su genialidad en menos de un segundo. Arriesgué que si la edad promedio que a esa hora estaba viendo la serie fuera de cinco años y mi hijo, bastante avispado, no le había prestado atención, eran muy pocas las chances de que algún otro niño en el mundo hubiera abierto los ojos como yo. Pero para mi desgracia busqué la frase en google y efectivamente pertenece a Kick Buttowski, es un latiguillo de la serie. Cuando dicen "más fácil que quitarle un caramelo a un niño", no lo crean tan así. Ya no se le puede robar nada si siquiera a una serie animada. Yo que pensaba plagiar los cien años de soledad, imaginaros.