sábado, 21 de mayo de 2011

Cumplir los diez

Ayer alguien (y muchos) cumplieron diez años. Me refiero a "alguien" porque a raíz de eso recordé que cuando yo cumplí esa edad mi madre me dijo: "a partir de hoy empezás a cumplir de a dos números". Jamás olvidé ni olvidaré -todos los recuerdos son inolvidables- esas palabras, porque en su momento más que una novedad me provocaron una especie de nostalgia y preocupación. Acordemos que mi cabeza nunca funcionó "normalmente", y que las frases simples suelen convertirse, al cabo se tanto masticarlas, por alguna extraña fusión química o mental, en absurdas paradojas. Y tanto es así que aún hoy, veintisiete años después, sigo pensando si fue bueno o malo enterarme de que a partir de ese momento no volvería nunca más a cumplir de a un solo número, y si el hecho de comenzar a cumplir de a dos cifras no era, de alguna manera no tan simple ni natural, darme cuenta de que empezaba a envejecer.

L.P.

13 comentarios:

aina dijo...

A los 10 años uno es muy pequeño para darse cuenta del peso de esas palabras, debías ser un niño muy despierto.

De todos modos...envejecemos a diario, desde el día 1 en que nacemos, y esperemos envejer cuántos más días mejor.

Un beso, te empezábamos a echar de menos.

Mamen dijo...

Fíjate que a veces me da por pensar en lo fundamental que sería, cuando uno ya se ha hecho muy mayor, el poder elegir una edad de las que ya has vivido y quedarse en ella hasta que la muerte se decidiera a venir por nosotros. Se podría pensar que todos elegíriamos nuestra juventud; seríamos una especie de hombres y mujeres con aspecto saludable que una mañana amanecerían muertos en su cama o caerían victimas de algún tumor después de un largo periodo de tratamiento fracasado que no ha hecho mella en nosotros, y sin embargo yo me inclinaría, quizá por mi tendencia a sentirme influenciada por mis estados de ánimo, por mi edad actual, que ya tiene un cuatro de primera cifra, y más que nada por haber conseguido encontrarme, sentirme bien, y quererme y ser capaz de pensar por mi misma, lejos de los miedos y inseguridades de otros tiempos. Y quizá todo esto sea una tontería,no sé, pero tu entrada me ha hecho pensar de nuevo en ello.

DosBichos dijo...

¿Por qué tanto miedo a envejecer?
Yo iría a por los tres números. Quizá es que soy joven todavía.

P.

La Lectora de Sueños dijo...

Leyendo a Mamen acerca de la edad que elegiríamos, de poder hacerlo, me ha venido a la mente lo que ha dicho mi madre que cuenta ya 53 años: la vejez es la etapa en la que podemos ser niños, jóvenes, adultos y/o ancianos a la vez. ¿Para qué conformarse con una etapa, pudiendo disfrutar todas de nuevo en su respectiva dimensión? :)

Che, ¿que no eras mayor de 30? Ah, perdón, disculpa la indiscresión.

Besos, che <3

Lucas dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Siempre es un gusto leerlos, aunque últimamente el trabajo no me da mucho respiro y no puedo ni comentar ni responder comentarios. Apenas si puedo leer y escribir cada tanto alguna de estas cosas.
Lectora, ¿diez más veintisiete?. Ninguna indiscreción, che. Acá no existen esas cosas.

La Lectora de Sueños dijo...

Ahhh, certo, certo. Es que, cuando entré me pareció leer algo así como "ahora, a mis 27 años...". Creo que debo mandarme hacer unos anteojos, carajo :P


Besos, che <3

Isota dijo...

Me ha encantado la reflexión Lucas, muy cierto lo de las absurdas paradojas. Siempre encuentras las palabras adecuadas.

Un abrazo grande

sildelsur dijo...

Es la primera vez en la vida que veo que alguien piensa las mismas boludeces que yo...con todo respeto,claro.
Es que soy de pensar ese tipo de cosas...es mas: yo misma lo pense cuando cumpli 10,ya que a mi mama esas cosas le importan un carajo,o dos...
Y hace no mucho se los dije a mis hijas...que me miraron sorprendidas de que su madre se fije en esas cosas...
Ademas, esa sensacion de empezar a envejecer desde chica...es algo curioso...
siempre,a los 18 lo recuerdo clarisimo, cuando cumpli años senti que envejecia, asi a los 20,o a los 30.
Hoy a los cuarenta, luego de llorar un año a los 39,me doy cuenta que el lema es "relajate y goza"...y algo funciono. todos me dicen que me veo como de 10 años menos, que parece que cumplo para atras (espero solo en lo fisico)...y me miran hombres muy jovenes, para mi narcisismo absoluto (viejos tambien pero ya tendre tiempo, jajaja).
Bueno, al fin alguien que me entiende, al menos en esto.
besos!!!

La Lectora de Sueños dijo...

Che, ¡actualiza el blog!

<3

J. G. dijo...

siempre acabo en tu país cuando busco la buena lectura

Anónimo dijo...

Da mucho para pensar, en mi caso la conciencia de la edad me llego por inversa, cuando mi madre me dijo que papa se dejaba ganar cuando jugaba conmigo a la pelota. no se que edad tendria entonces pero seguro menos de 2 cifras, Ahora creo que le ganaria, pero no me consuela, jajaja, saludos hermano

La Lectora de Sueños dijo...

En esa foto luces como colonizador español. ¿Què no los argentinos vienen de Italia? Jeje...

¡Actualiza esto, che! Please ;)

Javi Candelas dijo...

Me pasaría el día desentrañando los recovecos de tu mente amigo Lucas. Me dejas en cada escrito más anonadado aún si cabe. Me gusta mucho tu forma de escribir y estoy muy orgulloso que seas seguidor de mi blog. Un fuerte y cordial saludo amigo mio!!