lunes, 14 de febrero de 2011

El Manuel de la Gertrudis


Hace un tiempo que hojeo Carta a los Jonquieres, el libro de Cortázar, libro al que ya le dediqué una entrada y sin pensarlo se merece esta otra. En la anterior mencioné lo que me costaba leer este libro y ya no voy a hacer hincapié en ello; sólo aludiré que lo tengo sobre esta especie de escritorio y que de vez en cuando lo abro al azar y leo las dos carilla que me regala ese recreo.
En una carta fechada el 10 de enero de 1959 (al pie de la página el editor duda y pone 1960. Yo aquí confiaré en la fecha que puso el escritor), Julio Cortázar escribe desde París, luego de una breve estadía en Argentina, y habla de alguna confusión entre lo que se pondera y lo que se desdeña en la literatura de su país, y que ya no halla valores interesantes dentro del ámbito nacional y los que lo son nadie los ve y demás cuestiones. En eso estaba Cortázar cuando dice: “Descubrí a un cronopio que se llama Manuel Kirschbaum, Un cuento suyo delicioso en Ficción que se llama Gertrudis. Éste sí puede darnos algo, si no opta como la mayoría por vivir de la ya hecho y tomar café hablando de lo que hacen o no hacen los demás”. (Pág.406)
La pregunta surgió sin demasiados preámbulos: ¿quién es Manuel Kirschbaum? No sé otros, pero yo me desespero cuando escritores consagrados hablan de escritores no consagrados y los tratan bien, como futuras promesas, como que “éste sí puede darnos algo”. Busqué información en la Web sobre este tipo. Lo primero que me salió fue “Las diversiones exasperadas, de Manuel Kirschbaum”, en Mercado Libre. A los dos días tenía el libro sobre esta mesa, libro destrozado pero completo, libro con fecha de edición el 12 de enero de 1953 y donde el cuento “Gertrudis”, como suponía y para mi desgracia, no estaba. De cualquier manera lo leí casi de un tirón. El libro presenta una serie de cuentos por demás interesantes que no viene al caso detallar.
Seguí buscando información sobre este escritor, y no hay absolutamente nada que tenga que ver con su biografía, con sus títulos publicados y mucho menos con Gertrudis. En un foro literario encontré una persona que hablaba de él, que lo había conocido y al que Kirschbaum le había prestado otro libro suyo llamado "Prontuario de lo grotesco". Me suscribí al foro y le mandé un mensaje preguntándole sobre Kirschbaun. Transcribo aquí una parte de la conversación que tuve con este hombre:

“Sí, lo conocí de esta manera: compré ese libro (LDE), lo busqué en guía y lo llamé. Yo tendría entonces unos 15 años (tengo 75 ahora). Ya era escritor conocido, grupo de Boedo, en los años 30. Me encontré con él varias veces, nunca en su casa, sino en una oficina que tenía. Se dedicó después a la grafología. Tenía una Escuela de nuevas técnicas Psicológicas en Maipú casi esquina Corrientes. No sé que hay ahora ahí; encima, estoy viviendo en Uruguay. Pero las últimas veces que intenté encontrarlo para obsequiarle un libro que yo había publicado, no había rastros de él. Conocí a su hijo en esa Escuela, pero no recuerdo su nombre de pila. También lo vi una vez con Juan Jacobo Bajarlía, pero Bajarlía ya murió. En fin, parece que se lo olvidó definitivamente... Una lástima”.

Sigo buscando información, pero hasta el momento es en vano. Cortázar habla de Ficción. Yo no sé si es el título del libro que lleva a Gertrudis, —ahora sospecho que sí—, o si es una antología entre varios autores que lleva ese cuento. No encuentro ni siquiera “Prontuario de lo grotesco” en ninguna de las librerías de usados que mandé preguntar, que fueron muchas. Las preguntas son tantas…
¿Qué fue de la vida de Manuel Kirsbaum? Ni la más remota idea, pero entiendo que él jamás supo que Cortázar llegó a ponderar y admirar un cuento de su autoría; que Cortázar, desde París, lo nombraba como una posible salvación de la literatura Argentina. No llego a darme cuenta de que si Cortázar hubiera hecho público esa revelación el destino de Gertrudis hubiese sido diferente, ni sé si merecía la pena. También puede ser que como vaticinó Cortázar, el señor Kirschabaum se haya sentado a tomar café y a hablar de los que hacen y no hacen los demás, puede ser. Lo cierto es que Gertrudis no está por ningún lado, y que Manuel se murió sin suponer, ni remotamente, que tantos años después alguien lo andaría buscando.

L.P.

13 comentarios:

Mamen dijo...

Buscando por ahí encontré el dato de que había sido amigo de otro escritor,Cesar Tiempo, que le nombra en una entrevista sobre "la verdadera historia de Clara Beter" y que vivía en una pensión de la calle Estanislao Zeballos, de Rosario. La pagina es la siguiente: http://www.elortiba.org/ct.html (por si te interesa echarle un vistazo, hay gran cantidad de información sobre el grupo de Boedo, mucho que leer y tantos datos que se me escapan.Quizá ya la hayas visto).
la historia es tan interesante que merecería descubrir más.
Un saludo.

Lucas dijo...

Gracias Mamem, siempre es un gusto tenerte por acá.
Ya vi esa página y leí prácticamente todo lo escrito sobre el grupo de Boedo. Pero datos sobre kirschbaum, datos sobre su narrativa y su biografía, nada por el momento.
Agradezco muchísimo tu interés.
Un abrazo.

Mamen dijo...

He descubierto que también tiene otro libro titulado Teatro, de venta también en mercadolibre, y se le menciona en el diccionario de Autores teatrales argentinos (1950.1990)escrito por Perla Zayas de Lima , Editorial Galerna,que saca la información sobre Manuel Kirschbaum y otros autores remitiéndonos al Diccionario Teatral, de Tito Livio Foppa, pues no han obtenido otras referencias que las allí citadas.Se puede ver algunas de las biografías de los autoresque aparecen, pero lamentablemente no la que nos interesa. Te dejo el enlace, quizá puedas conseguir algunos de estos dos libros.

http://books.google.es/books?id=krjgJi62VIUC&pg=PA10&lpg=PA10&dq=KIRSCHBAUM,+Manuel;+Teatro+actual&source=bl&ots=Kv4mDIjcJb&sig=x716ldrhV0OZirFO-yXHG_AxsX4&hl=es&ei=bQxHTcqnL8Ku8gPVwaylCQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5&ved=0CDQQ6AEwBA#v=onepage&q&f=false

Lucas dijo...

Mamen, voy a ir directo a la fuente. Acabo de imprimir de la guía telefónica la lista de todos los Kirschbaum que existen, y no son tantos. Los voy a llamar a todos, que alguno tiene que ser el hijo, por lo menos familiar. Gertrudis debe estar por ahí, eso seguro, en algún cajón.
Un abrazo, y gracias.

Lucas dijo...

Con ayuda extra vamos llegando al grano, y nos enteramos que Ficción era una revista literaria de la década del 50. Con la ayuda de mi hermana y de Mercado Libre, acabamos de comprar 21 ejemplares que van desde 1956 hasta 1960, donde espero encontrar el número que leyó Cortázar y con suerte ver a Gertrudis a los ojos y de una vez por todas.
También me entero de que Kirschbaum firmaba algunos escritos como Kirs, y que al parecer en algún momento se dedicó de lleno a la grafología.
Me queda hablar con algún familiar suyo, tengo la lista en el bolsillo, a ver si mañana me hago del tiempo.
Esto ya es un capricho, como verán. Pero si el gran Julio dice que es carnaval, hay que apretar el pomo.
Lo que me aterra es volver a abrir Carta a los Jonquieres, no sea cosa que este tipo me salga con otra de éstas.

Harta de Literatura dijo...

Esto me recuerda la bùsqueda de Cesàrea Tinajero que emprenden Lima, Bolano y Garcìa Madero en "los detectives salvajes". ¡Ojalà des con la Gertrudis del Manuel!

Por otro lado, agradezco a Mamen por compartir los enlaces hacia Kirschbaum (me gusta el nombre).

Sigan en la bùsqueda, chicos, y si llegan a encontrar a Gertrudis, tendràn que compartirla tambièn con los demàs que los leemos :P ;) Igual y hasta les da para escribir un libro recopilando las experiencias que tengan durante la bùsqueda :D

Saludos a ambos <3

Harta de Literatura dijo...

Jajaja, ¡te dije que nunca sabemos què encontraremos en cualquier libro! Pero siempre habrà algo que tenga para darnos ;)

Anónimo dijo...

Eso pensaba justanente hoy, hojeando Cartas a los Jonquieres, y con un nudo en el pecho..¿no nos vendrá con otro acertijo Julito?

Agustina dijo...

Eso pensaba justamente hoy, hojeando Cartas a los Jonquieres, y con un nudo en el pecho..¿no nos vendrá con otro acertijo Julito?

Igor dijo...

Increíble. Me he quedado en estado de flotabilidad. ¿Este hombre existió, Cortázar se lo inventó? No lo sé, pero la historia tiene toda la tragedia, la extrañeza, de este mundo. Y, también. ¿Qué importancia tiene la literatura? Ese hombre escribió un libro más o menos bueno (no lo juzgo) y desapareció. ¿Acaso, fue tuvo una vida más feliz, de este modo???
Cortázar hablando de los nuevos escritores. Para ponerse a temblar.

¡Viva Rayuela!
Y gran post.

Chus A. dijo...

Oh,, Lucas... Si hablas de Cortázar se me abre el pecho. Pero yo ahora no te voy a hablar exactamente de él, sino de lo que te está pasando con él: Espero y deseo que algún dia puedas y quieras leer el 2666 de Roberto Bolaño (Es un libro gordísimo pero no te defraudará), La razón es todo esto que te está ocurriendo, la búsqueda de un autor... Leyéndote me ha recordado mucho y apostaría a que seguro te sentirás muy identificado especialmente con la primera parte del libro, y que en su conjunto, dicen que es una de las mejores joyas literarias contemporáneas.

Suerte con la búsqueda.
Un abrazo !

Gitana ♥ dijo...

El que busca , encuentra !
:) me das permiso a seguirte ?
Un beso

Anónimo dijo...

Soy quien le contó la historia de mi contacto con Kirschbaum al dueño del blog. Lo vuelvo a buscar para publicar un cuento de Kirschbaum en el foro Psicofxp, y no encuentro nada nuevo. En ese foro, posteo con el nick Harakiri. Yo también tengo un ejemplar del libro "Las Diversiones Exasperadas", en buen estado, y pienso que sería interesante digitalizarlo, alguien que sea ducho en estos "menesteres". Por supuesto, sé que se escanea, se transforma en PDF, y se corrigen los errores, pero para mí es un trabajo demasiado pesado. ¿Alguien se le anima? En tal caso, me pueden contactar a través de Psicofxp, sección literatura. Lo que podría hacer por mi parte es el escaneo o foto digital, y enviar los archivos a quien quiera tomarse el trabajo del proceso.
¿Alguien averiguó si el periodista Ricardo Kirschbaum es pariente de Manuel?
Saludos.